Chistes


Los Chistes de Gary Coleman

Chistes de Navidad, Papa Noel
y de los Reyes Magos

En la escuela Pepito presume ante sus amiguitos de saber quién inventó los preservativos.
- ¿Quién inventó los preservativos?
- Los Reyes Magos.
- No puede ser...
- Sí, mi papá me dijo que los Reyes llegaron con dádivas, regalos y con dones.

¡Papá, Papá! ¡Por Reyes quiero una bicicleta de montaña!
Niño, tú además de parapléjico eres tonto

- ¿ Mama, mama, porque celebramos ahora las Navidades si todavía estamos en mayo ?
- Pero niño, tú crees que con ese cáncer ¿ vas a llegar a final de año ?

- ¿Qué es una solterona?
- Una mujer que ha pasado muchas Navidades pero ninguna Nochebuena.

Dos rubias se van al bosque a busca un pino para Navidad. Después de dos horas de búsqueda, una le dice a la otra :
- Bueno, ya es suficiente! El próximo pino que veamos lo cogemos, tenga o no tenga bolas de Navidad!

- El tipo era tan, pero tan viejo que lo llamaban Árbol de Navidad.
- ¿Por qué?.
- Porque tenía las bolas de adorno.

Dos niños el día de Reyes :
- Y a ti que te han traído los reyes magos ?
- Pues un tren eléctrico, unas botas de fútbol, cinco cochecitos, una pistola con petardos, un patinete, una radio portátil, un walkie-talkie, una cometa, un ordenador con juegos y diez mil pelas. Y a ti ?
- Pues a mi solo me han traído una pelota, pero es que yo no tengo cáncer.

Dos prostitutas hablando en la Alameda.
- Oye, tu que le vas a pedir a los Reyes Magos?
- Yo...? lo mismo que a todo el mundo, 2.000 la mamada y 4.000 el polvo.

Un niño les escribe a los Reyes Magos una carta, y les pide 3.000 pelas para comprarse unos zapatos en invierno. En la oficina de correos no saben que hacer con la carta, así que la abren, la leen, y se quedan tan enternecidos que hacen una colecta y le mandan al niño otra carta con 1.000 pelas.
Al cabo de unos días, reciben otra carta para los reyes magos, que dice: "Queridos Reyes Magos, muchas gracias por el dinero. Pero la próxima vez no lo mandéis por correo, porque algún cartero hijo de puta se ha quedado con 2.000".

Le dijo Jaimito a la madre:
Mama, si Dios nos da de comer, la cigüeña trae a los niños de Paris, y Santa Claus y los Reyes Magos nos traen los regalos... Me quieres decir entonces ¿¿ para qué sirve mi padre en esta casa ??.

Están un matrimonio de viejos, y uno dice:
- ¡Fegiz ane uego!
- Pero Raimundo, cómo que feliz año nuevo, si no es Navidad.
- ¡Fegiz ane uego!
- Pero qué dices, carcamal, si estamos en agosto.
- ¡Fegiz ane uego!
- A ver, espera que te pongo la dentadura, que no te entiendo...
- ¡¡Felisa, me muero!!

Una muchacha se va a confesar:
- Padre he venido a confesarme... pero" dice la muchacha con gesto de asco "... aqui huele a alcohol!!!".
El cura, que tiene problemas con la bebida y se ha estado bebiendo el vino de misa, dice "Es tu imaginación hija. Cuentáme tus pecados".
La joven le dice: "Padre, la otra noche, en navidad, vino a visitarme Papa Noel, y lo he visto tan cansado, que me apené y me acosté con él" y se interrumpe para decir "... oiga, será mi imaginación pero sigo oliendo a alcohol!".
"Continua hija, tus pecados son más importantes".
"Bueno, Padre", dice la muchacha desconfiando, "Papá Noel ha venido con un ayudante, que también estaba cansado el pobre, y me apené, y me acosté también con él... oiga, ¿pero ha estado bebiendo? Huele mucho a alcohol". El padre le dice: "no hagas caso de eso, es tu imaginación. Mejor continua".
Ella sigue: "padre, como le venía diciendo, he visto a los renos, tan cansados, que me apené y me acosté con ellos y... pero padre, !aqui huele a vino!"
El cura disgustado le replica: "mira hija, aquí hace rato que huele a puta y no he dicho nada".


Se encuentran dos niños:
- Pedrito, ¿Qué te ha traido Papa Noel esta Navidad?
- Me ha traido una bicicleta, un play station y una moto de agua, ¿y a ti, Juancito?
- Pero... a mi me ha traido un juego de naipes... ¿Cómo puede ser?
- No lo sé, pero si quieres podemos preguntarle a mi madre, que está en su cuarto.
Los niños se dirigen a la habitación y cuando entran, ven a la madre de Pedrito practicandole sexo oral a un hombre.
- Pero mamá- dice Pedrito,- ¿Quén es ese hombre?
- Bueno... dejame ver... él es... Papá Noel - dice la madre, para salir del paso.
Entonces Juancito dice:
- Ahora entiendo... en casa mi madre solo deja pasto para los renos!.


Una niña sale a pasear con su tía, que trabaja de prostituta:
-Tía, que abrigo más bonito tienes ¿Cómo lo has conseguido?
- Eh... mira, me portado bien un rato con un hombre mayor y él me lo ha regalado.
- Pero tía, que hermoso collar tienes, ¿Cómo lo has conseguido?
- Bueno... me he portado bien un rato con otro hombre y él me lo ha regalado.
- Pero tía, que pedazo de coche tienes ¿Cómo lo has conseguido?
- Este... bueno, me he portado bien otro rato con otro señor y él me lo ha regalado.
Entonces la niña dice:
- La gran puta madre. Yo portandome bien todo el año, y el hijo de puta de Papá Noel me quiere arreglar con una Barbie de mierda.