Relatos y Cuentos de Humor


Historias y cuentos de Fantasmas


Cuentos de Fantasmas

Las historias y mitos de fantasmas han alimentado la mente de los pueblos por años. Recientemente hemos dado con tres cuentos de aparecidos, protagonizados por enanos. Aquí van nuestros relatos de fantasmas.

Voces de ultratumba

Cierto enano se muda a un departamento, pagando un precio muy favorable. Es feliz casi por completo. Claro que algo anda mal: sus vecinos, al cruzárselo en los pasillos, o le niegan el saludo o se persignan o se largan a llorar y le dan el pésame.
Una noche el enano se despierta cubierto en sudores. Al rato escucha una voz gutural que lo convoca. No le cuesta comprender el mensaje. La voz repite, como en una oración, "jugale al 34". El hecho se repite por semanas, todas las noches. Para el momento, el enano ha leído toda la información posible acerca de hechos sobrenaturales y comprende que los fantasmas dejan de aparecer si uno hace lo que le piden.
Al día siguiente vende su televisor, el microondas y sus discos de Julio Iglesias. Luego juega el dinero obtenido al número que se le impone. Ansioso aguarda el sorteo de la quiniela. En los noticieros anuncian que el número ganador es el 07 y el 34 no figura ni entre los 19 siguientes. Averigua en loterías, casinos y bingos. El 34 no ha salido en ningún sorteo del día.
Ese madrugada, la voz retorna y en esa oportunidad dice: "y bue, probemos con el 13, la yeta".
Cuando despunta el alba el enano decide mudarse.

La mujer del cementerio

Un enano, en las afueras del cementerio, conoce a una mujer de exquisita belleza. Ella viste totalmente de negro, lo que resalta su palidez. El enano siente un ligero hormigueo y piensa que se ha enamorado. Ella no tarda en pedirle que la lleve a su departamento. Llegados a destino, se abrazan en un beso fogoso y terminan amándose en cada rincón de la casa.
Cuando amanece, el enano se encuentra solo. Sospecha lo peor. Sabe que se ha enamorado, siente un hormigueo asesino por todo el cuerpo y decide salir a buscar a su amada.
Retorna al cementerio y pregunta a vecinos, al cuidador y a los floristas. Todos reconocen la descripción de la bella dama. Ella era una joven que vivía en el barrio, la cual, al descubrirse infectada de ladillas, había desaparecido.
El enano comprende en ese momento que su hormigueo no era la señal de la pasión.

El fantasma del teatro

Cuentan que en el Teatro Coliseo vivía un fantasma. Habitaba en los camarines y se presentaba las noches de Luna llena. Señalan los testigos que la aparición se resumía en una pequeña luz que recorría los pasillos y se escondía en los baños. Este hecho hacía que, por temor, las gentes eligieran hacer sus necesidades en baños de bares cercanos u ocultos entre los arbustos de alguna plaza.
Algunos piensan que se trata de un actor muerto y otros que es simplemente un bicho de luz.
También cuentan que alguien supo atraparlo y esconderlo dentro de un tubo. Muchos sospechan de un acomodador, al que nunca pudieron ver comprando pilas para su linterna.

Informe: Lic. Cristian Spaivak© para Solo Enanos Humor.