Critica de cine

El Hombre Araña Pollito

hombre aranaFermín Ojeda es un oportunista, alguien que se apoya en la fama de otros filmes para crear los suyos. Recientemente ha estrenado en Formosa una parodia al Hombre Araña. Dado los escasos presupuestos que maneja el director español, ha optado por modificar el título a "El hombre Araña-Pollito", para evitar juicios y dificultades por derechos de autor.


No es esta la primera vez que Ojeda utiliza la parodia como manera de expresión. Ya hemos reseñado su filme "Vampiros sin colmillos", donde un Drácula enano utiliza un banquito para alcanzar el cuello de sus víctimas, o "El hombre Lobo Enano", donde el villano de turno es perseguido por la perrera.


En su nuevo filme narra las desventuras de Peter Shefferd, un químico enano que estudia el comportamiento animal. Shefferd es un científico renovador, alguien con mucho renombre en el mundo de la Ciencia. Sus investigaciones se centran en el amamantamiento realizado por una araña viuda negra a un pollo africano. El éxito de Shefferd despierta la envidia de su tutor, quien no duda en hacer estallar una bomba radioactiva en el laboratorio del protagonista. El joven sale ileso de la explosión, pero la cercanía del pollo y la araña a la radiación hacen que Peter adopte alguna de las capacidades de estos animales.


hombre aranaAquí es donde Ojeda despliega sus gags de malgusto. Los primeros pasos de Peter Shefferd como Hombre Araña-Pollito son de adaptación a estos sus poderes. Por ejemplo, no puede evitar escarbar la tierra buscando gusanos o elevar la cabeza mirando al techo cada vez que toma líquidos o dar golpe de nariz contra el piso. Resultan graciosas dos escenas: cuando ingresa la mujer de limpieza y Peter intenta por todos los medios cobijarse bajo el cuerpo de la mujer para dormir o cuando intenta limpiarse el traste utilizando la tela araña.


Los poderes arácnidos traen algunas soluciones al enanismo del protagonista: puede treparse por las paredes para alcanzar objetos en estantes altos o hacer uso de una tela araña para alcanzar los pasamanos de los colectivos y ómnibuses.


La acción se desarrolla en torno a los intentos fallidos que hace su tutor para intimidar a Shefferd: en un momento quiere seducirlo con una gallina clueca, en otro momento lo obliga a comer un pollo al spiedo, algo vivido como canibalismo por Shefferd. Hay una extraordinaria persecución por la ciudad de Nueva York, donde el malvado tutor de Shefferd, recibe las continuas defecaciones del incontinente Hombre-Araña-Pollito, quien ayudado por el corto aleteo de sus brazos y las telas de arañas sobrevuela la ciudad.


Hacia el final del filme Peter Shefferd decide adoptar una doble identidad, para lo cual se realiza un traje. El resultado le parece tan bueno que deja de lado su profesión y se dedica a la venta de tejidos regionales.
Como ocurre con los filmes de Ojeda, este es otro bodrio sensacional. Resulta más auspicioso realizarse un enema de cemento a ver la película. El estreno estimado del filme en nuestro país es Febrero de 3278.


Lic. Victorino Kurcio ©2007 Solo Enanos Humor